5 formas de fabricar un ambientador natural casero

0

Por qué contar con un buen olor en nuestro hogar es algo muy importante, sobre todo cuando tenemos visitas, hoy os queremos enseñar varias formas de crear con nuestras propias manos un ambientador natural casero que nos proporcionará esa fragancia que tanto buscamos.

A todo el mundo le gusta entrar en su casa y sentir una dulce fragancia que aleja cualquier mal olor que pueda salir del baño o la cocina. Como no podía ser de otra forma, la forma más fácil de conseguir esto es acercándonos a un centro comercial y comprar un ambientador, pero claro, los mejores son muy caros y los baratos no suelen dar buenos resultados. Ante esto ¿qué podemos hacer? La solución es muy fácil, ya que con un poco de tiempo y productos naturales que tengamos en casa o que podemos adquirir de forma sencilla, podemos crear un ambientador natural casero que será capaz de cumplir con nuestras expectativas. Maneras de hacerlo hay muchas, y hoy os explicaremos algunas de ellas. Sigue leyendo y descubre lo fácil que resulta fabricar uno de estos ambientadores.

1. Ambientador con pulverizador

Uno de los ambientadores más utilizados en cualquier hogar son los de tipo spray. Suelen ser muy cómodos de utilizar y el resultado es inmediato. Fabricar un ambientador natural casero de este tipo es muy sencillo.

Lo primero de todo será conseguir una botella de plástico con pulverizador. En el interior de ese recipiente añadimos un vaso de agua destilada y a continuación le añadimos diez o doce gotas de aceite de esencias de nuestro olor favorito. A continuación le añadimos dos cucharadas de alcohol de 96 grados y agitamos bien toda la mezcla. De esta sencilla forma, ya tendremos nuestro ambientador. Una recomendación, guardarlo en un lugar fresco y alejado de la luz para que se conserve mejor.

2. Velas perfumadas

Otro método muy efectivo para dotar a nuestra casa de un agradable olor es hacer uso de velas perfumadas caseras, sobre todo si queremos perfumar nuestro baño. Para su fabricación, lo que necesitaremos será cera natural, aceite de esencias de calidad y un trozo de mecha.

Para su fabricación, lo que haremos primero será derretir la cera al baño maría. Cuando esté líquida, le añadimos ocho o diez gotas de nuestro aceite de esencias favorito y mezclamos bien. A continuación cogemos un molde y colocamos la mecha. Sobre ella, añadimos la cera y dejamos reposar hasta que se solidifique completamente. También puedes ver la entrada que publicamos hace algún tiempo y en la que os explicábamos cómo crear velas aromáticas con manzana verde.

3. Ambientador para el coche

No sólo es bueno perfumar nuestro hogar, sino también nuestro vehículo. Para ello podemos fabricar los típicos ambientadores que se cuelgan y que tienen diferentes formas. Para ello, lo que necesitaremos será un trozo de cartón, un poco de tela y aceite de esencias.

Lo primero será darle forma a nuestro cartón para a continuación, cortar dos trozos de tela de igual forma que el cartón con el que lo recubriremos. Hecho esto, lo que haremos será añadir algunas gotas de aceite en ambas caras y lo colgaremos en nuestro vehículo. Cuando el olor vaya desapareciendo, lo único que tendremos que hacer será añadir de nuevo algunas gotas de aceite de esencias.

4. Saquitos aromáticos

Crear un saquito aromático es realmente sencillo y nos puede servir para colocarlo en cualquier parte de la casa. Lo primero que debemos hacer es coger un trozo de tela de algodón y cortar un círculo de unos diez centímetros de diámetro. En su centro añadiremos los productos naturales aromáticos que más nos gusten. Lo único que nos faltaría por hacer, sería cerrar nuestro saco y buscar la mejor ubicación para él, por ejemplo en el interior de un armario.

5. Ambientador en gel

Por último, queremos mostraros la forma de fabricar un ambientador natural casero con tacto gelatinoso. Para ello, lo que necesitamos utilizar es un poco de gelatina neutra, aceites esenciales y colorantes para darle un toque más vistoso. Para su fabricación, hervimos 250 ml de agua destilada y le añadimos la gelatina neutra. Cuando se haya disuelto, lo retiramos del fuego y le añadimos otros 250 ml de agua destilada. Le añadimos unas 20 gotas de aceite de esencia y algunas gotas de colorante. Con la mezcla rellenamos un tarro de cristal y lo metemos al frigo para que se solidifique.

Siguiendo con el tema que hoy estamos tratando en nuestro blog, os queremos dejar el siguiente vídeo publicado por el usuario loquehagoenmicasa en Youtube donde nos explica los pasos que debemos seguir para elaborar un ambientador natural casero utilizando productos que solemos tener en nuestros hogares.

Nunca había sido tan fácil poder perfumar nuestro hogar para acabar con los malos olores. Pero no penséis que sólo hay estos métodos para crear un ambientador natural casero, ya que tirando de imaginación podemos crear otras muchas variantes. Si eres de los que ya ha fabricado alguna vez su propio ambientador, te animamos a que compartas con todos nosotros tu receta. ¡Te estamos esperando!