Cómo aliviar la tortícolis

0

Es posible que, en ocasiones, bien debido a una mala postura a la hora de dormir, cuando nos levantamos o nos movemos demasiado deprisa, o cuando hacemos un esfuerzo sin que esté preparado el cuerpo para el mismo, nuestro cuello se resienta y notemos un tirón fuerte que nos impide mover el cuello e incluso nos cause mucho dolor.

Si ese es tu caso lo que sufres es de tortícolis, un problema fastidioso por el lugar donde se encuentra que suele encontrar alivio unos días después de darse (aunque depende porque algunas veces el dolor tarda una semana en desaparecer).

Para que eso no ocurra vamos a ayudarte con él pues, para aliviar el dolor y la tortícolis en sí solo necesitas aplicar calor en la zona. Ese calor puedes tenerlo con un paño humedecido en aguardiente (pues el calor emitido por ese alcohol nos aliviará). También puedes aplicar orégano (previamente salteado en una sartén) que has de dejarte colocado (envuelto en gasas) en la zona dolorida hasta que se enfríe.

En ambos casos conviene dar un masaje en la zona para que los músculos se relajen.

Este remedio también puede servirte para otras zonas donde te den problemas musculares (por ejemplo calambres en las piernas).