Cómo desaparecer el óxido de la ropa

0

Imagina que te has manchado con óxido y no ha salido cuando has lavado la prenda o has frotado el lugar donde ha caído el óxido. ¿Qué hacer entonces? Pues es sencillo y fácil. Lo único que tienes que hacer es empapar la prenda en zumo de limón y exponerlo al sol.

Por supuesto, si no puedes exponerlo al sol lo que puedes hacer es pasar la plancha por encima (para la ropa). De este modo lograrás que el óxido desaparezca y no te dará más problemas. Eso sí, ten cuidado con el tiempo que está la ropa en el zumo no vaya a ser que se coma los colores.