Cómo evitar los hongos en verano

0

El verano es una época estupenda para disfrutar de las piscinas, pero también es una época de riesgo para contraer hongos. Andar descalzo por las duchas y zonas comunes de las piscinas, o llevar calzado y calcetines que provoquen una excesiva sudoración de los pies puedes acabar produciendo problemas de hongos, que aunque no tienen un extrema gravedad, pueden resultar realmente molestos. Además, el calor y el sudor de los pies, que es mayor en verano, hacen que los hongos crezcan y se propaguen con más facilidad.

Para evitar este tipo de problemas en las uñas de los pies lo mejor es seguir una serie de consejos muy sencillos, que no cuesta nada poner en práctica:

  • Llevar las uñas bien cortadas y limpias, prestando atención a que no se claven en la carne.
  • Llevar calzado fresco, que evite la sudoración. En el caso de tener que llevar calcetines, elegir siempre calcetines específicos para el verano, con tejidos que transpiren.
  • Comprar en la farmacia talcos anti-hongos.
  • En los lugares públicos, como duchas de piscinas o vestuarios, utilizar siempre sandalias en las zonas comunes, para evitar el contagio de hongos.

Sin duda, se trata de medidas muy fáciles de llevar a cabo, pero que pueden suponer la solución perfecta para no tener ningún tipo de problema con los hongos en verano.

Foto de Hola