Cómo limpiar la plancha

0

Planchar la ropa es algo muy habitual, que todos hacemos con frecuencia. Lo que ya no sé si haces tan habitualmente es limpiar la plancha… Tampoco te preocupes, porque yo hace poco que lo descubrí gracias al sabio consejo de una amiga, así que si tú tampoco te habías planteado que de vez en cuando la plancha también necesita una limpieza, aquí tienes unos interesantes consejos que te vendrán de maravilla para limpiarla.

Si la base de tu plancha es de aluminio, lo más eficaz es coger con un paño húmedo o una esponja y frotar la base de la plancha utilizando un jabón, mejor en pastilla, aunque sirve en otros formatos, siempre y cuando sea suave. Después, llena el tanque de la plancha de agua y con la base hacia abajo, colócala en una superficie que aguante suficientemente tanto el calor como la humedad.

Cuando el agua empiece a salir por los agujeritos, aclara bien con un trapo y deja la plancha bien seca. Es importante que no dejes restos de agua y que la plancha se quede seca antes de guardarla. Por cierto, no te lo he dicho, pero evidentemente, tienes que hacer todo este proceso con la plancha desenchufada.

Por cierto, si ya es tarde y se te ha quemado la plancha, puedes optar por planchar encima de un trozo de papel de periódico con sal haciendo círculos poco a poco. Así, conseguirás que se le vaya lo quemado, dejando la plancha limpia y brillante.

Sin duda, son sencillos gestos que te pueden venir genial para dejar la plancha limpia y como nueva.

Foto de Tan femenina