Cómo limpiar una barbacoa

0

Ahora que llega el calor las barbacoas con la familia y amigos se convierten para muchos en una forma de pasar un buen rato, sobre todo los fines de semana, dejando las preocupaciones a un lado y tratando de divertirse.

Sin embargo, después, a la hora de la verdad, te encuentras con un gran problema. La barbacoa hay que fregarla y no solo eso sino que también huele mal, quizás del carbón que has usado y no soportas ese olor (un olor a comida como quemada que se te mete en la nariz y es difícil sacarlo).

Por eso, aquí van algunos consejos que pueden servirte. El primero es el de colocar en la base de la barbacoa papel de aluminio. Es encima de este donde has de colocar el carbón y no te preocupes que no le pasará nada, no se quema ni se pega (bueno, un poquito). Pero te ayuda a que la grasa que caiga de los alimentos no se pegue en la barbacoa.

A la hora de terminar con la barbacoa (y de apagarla, por supuesto) usa sal gorda para limpiarla. Si le echas esa sal y frotas con papel de periódico no solo quitarás más fácilmente la grasa y suciedad sino que irás eliminando el olor. Y si además le añades unas gotas de limón mejor que mejor porque tendrás un desengrasante y dejarás, al estar aún caliente (tibia) un olor muy diferente y más agradable.

Muchos lo que hacen para apagarla es echarle agua. Está bien, si, porque después solo has de quitar el papel de aluminio con el carbón y tirarlo a la basura todo. Pero si después la quieres limpiar a conciencia mejor que hagas esto.