Cómo planear un menú semanal

1

Tener una buena alimentación puede parecernos muy complicado si no tenemos una idea clara acerca de cómo organizarnos. Primero que nada, hay que hacerle un hueco a la planeación del menú semanal, pues a partir de éste podemos orquestar todas las acciones que hagan falta para poder llevarlo a cabo. ¡Te damos algunos tips para que tengas éxito en tu propósito de llevar una vida más saludable!

1. Revisa la nevera: Desecha aquellos alimentos que ya no estén frescos y haz una lista de los que aún podrás usar durante la semana. Así economizarás más y aprovcharás al máximo tus compras.
2. Róbales un minuto: Lo ideal sería que todos juntos, sentados en una mesa, dieran su opinión sobre qué les gustaría comer esa semana. Si no es posible, pregúntales si tienen alguna preferencia en especial, o considera si alguno de los miembros de la familia está a régimen, padece alguna enfermedad, alergia o simple desagrado por algún alimento en particular.
3. Piensa en el balance: No olvides que cada plato debe tener una porción de proteínas, una de frutas y verduras y una de carbohidratos. Si no compras tentaciones, tendrás mas éxito en la máxima de comer saludablemente.
4. Anótalo todo: Resulta muy útil trazar un calendario en el ordenador que incluya los días de la semana, las tres comidas y las colaciones junto con un espacio para la lista de la compra. Sólo la imprimes, la llenas cada semana y ¡listo! tendrás a la mano todo para cumplir con el menú semanal que te has propuesto seguir.