Cómo quitar el estucado de la pared

0

No hay duda de que las paredes se llevan lisas, pero hace algún tiempo las tendencias eran otras, y lo que más se llevaba eran las paredes con estucado. Su ahora ya no te gusta, hay una buena noticia: puedes quitarlo.

Eso sí, no es coser y cantar y lleva su esfuerzo, pero la parte positiva es que el resultado es muy bueno y puedes conseguir un acabado casi profesional haciéndolo tú mismo. Antes de nada, recubre todos los enchufes, los marcos de las puertas de las ventanas y demás con cinta de carrocero.

El siguiente paso es humedecer la pared con un pulverizador o, si es muy gordo el gotelé, con un rodillo de pintor. Así, puedes utilizar una espátula o una lijadora para ir levantando todo el estucado de la pared, la parte que más paciencia requiere, puesto que lleva un rato.

El paso siguiente será alisar la pared, para lo que hace falta un aguaplast de renovación, que se aplica sobre la pared directamente utilizando una espátula ancha. Después de dar la primera mano y dejar que se seque bien, hay que lijar las paredes y si es necesario, dar una segunda mano.

Y por fin, ¡ya puedes disfrutar de tu pared lisa para pintar en el color que quieras!

Foto de facilisimo