Cómo sacar un tornillo atascado

0

A menudo, bien por el paso del tiempo, por la humedad o sequedad del ambiente o por otros motivos, los tornillos se quedan atascados y son difíciles de sacar con lo que debemos dedicar más esfuerzo a ello.

Sin embargo, hay una forma en la que no dedicarle tanto porque pueden salir de forma fácil. ¿Cómo? Pues es muy sencillo, solo hay que empapar la cabeza con agua oxigenada de tal modo que, después de unos cinco minutos, sacar el tornillo debería no ser muy complicado.

Por supuesto, hay que tener cuidado dónde echas el agua oxigenada por si estás ante madera u otra superficie que puede sufrir.