Envenenamiento o intoxicación: primero auxilios que debes conocer

0

En forma accidental uno de los miembros de tu familia podrá sufrir una intoxicación o envenenamiento, hoy te brindaremos algunos consejos acerca de los primero auxilios que debes llevar adelante, recordando la importancia de consultar siempre con un médico o acudir de forma urgente a un centro de salud. Veremos como actuar frente a un envenenamiento o intoxicación.

A qué llamamos intoxicación

Cuando hablamos de una intoxicación nos estamos refiriendo al hecho de vernos expuestos a una sustancia dañina. Esto sucede si la ingerimos, tocamos o inhalamos, entre otros medios. Por lo general sucede accidentalmente.

Es muy importante llevar adelante los primeros auxilios, esto se deberá hacer mientras se consigue una ayuda médica, el fin de los primero auxilios es llegar a salvar la vida de las personas.

Un punto muy importante es tener a mano, en un imán de heladera por ejemplo, el número telefónico de algún centro de toxicología local, generalmente se trata de líneas gratuitas que son atendidas por expertos en intoxicación, ellos brindaran excelentes instrucciones adicionales.

Causas de la intoxicación

Tengamos presente que algunos síntomas de envenenamiento o intoxicación pueden tardar en aparecer, no siempre aparecen de forma inmediata y esto puede llegar a confundirnos. Si sabemos que algún familiar o persona ha tomado algún producto tóxico no se deberá esperar hasta la aparición de los síntomas, se deberá actuar inmediatamente.

Entre los elementos que generan una intoxicación encontramos el gas monóxido de carbono (como los calefactores, gas de hornos, incendios), algunos alimentos, productos químicos industriales, medicamentos, detergentes, diferentes productos para la limpieza, pinturas, plantas, insecticidas.

Síntomas frecuentes de la intoxicación

Los síntomas que puede aparecer serán diferentes en base al producto del que estemos hablando. Los más frecuentes y comunes son: aparición de labios morados, dolores abdominales, confusión, mareos, sensación de nauseas, vómitos, fuerte dolor o molestia torácico, tos, diarrea, dolores de cabeza, fiebre, palpitaciones, incontinencia urinaria, fiebre, hormigueo, falta de apetito, gran irritabilidad, calambres musculares, visión doble, debilidad, pérdida de conocimiento, estupor, convulsiones, sensación de debilidad.

Primeros auxilios en los casos de intoxicación por ingestión

Lo primero que se deberá hacer es vigilar las vías respiratorias y el pulso de la persona. Comenzar las maniobras de respiración boca a boca y RCP en el caso de que sea necesario.

Se deberá comprobar que la persona esté realmente intoxicada, en ocasiones es difícil de comprobar. En algunos casos se puede detectar al sentir un fuerte olor a químicos en su aliento o quemaduras en la zona de la boca, también se presenta una dificultad al respirar o nauseas. Lo ideal es llegar a identificar la sustancia tóxica, dato que deberá ser informada en forma urgente al médico.

Nunca se deberá provocar el vómito en la persona, al menos que sea una indicación expresa del centro de toxicología o médico al que se consulto mientras se llevan adelante los primero auxilios.

En el caso de que la persona comience a vomitar es necesario despejar las vías respiratorias, limpiar su boca y garganta envolviéndose los dedos con una tela. En el caso de que la persona se haya intoxicado con alguna planta se deberá conservar ese trapo, ya que podrá ayudar a los expertos a identificar el medicamento necesario para la neutralización.

Si la personas empieza a tener convulsiones se deberán administrar los primeros auxilios específicos para ese caso.

Qué hacer en un intoxicación por inhalación

En este caso se deberá pedir ayuda urgente al servicio de emergencia médica. Nunca se deberá tratar de ayudar a una persona sin notificar ni consultar con un profesional. Lo único que se deberá hacer es rescatar a la persona afectada del peligro de los vapores, humos o gases, en el caso de que sea seguro hacerlo y abrir las puertas y ventanas para que salgan los vapores. Quienes vayan a entrar a salvar a la persona tendrán que colocarse un pedazo de tela mojado en la nariz y la boca.

Nunca encender fósforos ni usar encendedores que puedan tener gases, los que generarán combustión. En el caso de que la persona vomite es necesario despejar sus vías respiratorias, para ellos (como en el caso anterior) se podrá envolver un pedazo de tela alrededor de los dedos y limpiar la boca y garganta.

No se deberá administrar nada por vía oral a una persona inconsciente, tampoco se deberá inducir al vómito al menos que lo indique el personal del dentro de toxicología que se llame o un médico. No se deberá usar uno de esos métodos caseros que buscan curar todo, siempre consultar con expertos en la materia, profesionales que se capacitaron para tal fin.

Después de que se hayan dado los primeros auxilios en la vivienda o lugar de trabajo es esencial acudir a una sala de emergencias, si es posible llevar la sustancia con la que se intoxico al hospital. En algunos casos será necesario la realización de diferentes tratamientos y exámenes. Por ejemplo: carbón activado, soporte de las vías respiratorias, exámenes de orina y sangre, radiografía del tórax, en algunos casos tomografías computarizadas, suministros de laxantes.

Ante todo la prevención

Lo importante es tomar todas las medidas necesarias para evitar la intoxicación y el envenenamiento. Por eso siempre se deberán guardar los limpiadores, productos químicos y medicamentos fuera del alcance de los niños, se tienen que colocar en armarios o muebles con pestillos a prueba de niños.

También se deberán conocer las plantas que se coloquen en el jardín. No guardar los productos químicos en recipientes de alimentos.