Mejorar la memoria es más fácil con estos trucos y videos

0

Aunque usualmente se achacan estos problemas a los adultos mayores, los ejercicios para mejorar la memoria son importantes en todos los momentos de la vida, incluso para el rendimiento académico o profesional cuando somos más jóvenes.

Mejorar la memoria
ansesgob – Flickr

El entrenamiento, clave para la memoria

Solemos comenzar a preocuparnos por la salud de nuestra memoria cuando solamente cuando sentimos que ya no la tenemos tan fresca como antes, cuando empezamos a olvidar cosas y nos damos cuenta de ello. Sin embargo, tener una buena memoria es algo maravilloso no solamente para los mas viejos sino también para los más jóvenes. Por ello, no debemos esperar tanto para comenzar a ejercitar nuestra mente en pos de este objetivo. Existen varios ejercicios sumamente útiles y efectivos para ejercitar y mejorar nuestra memoria. Aquí van algunos de ellos.

Consejos para mejorar la memoria que no nos costarán ni un centavo

Abrir y cerrar las manos

Esta simple tarea puede parecer sorprendente. Más extraño aún sonará el descubrimiento hecho en 2013 por la Universidad de Montclair, en los Estados Unidos, donde se verificó que al abrir y cerrar alternativamente el puño derecho se mejora la memoria, mientras que hacer lo mismo con el puño izquierdo se refuerzan los recuerdos que la memoria ya tiene almacenados.

Comer chocolate

El cacao con el que se elabora el chocolate contiene flavonoles, una sustancia que ayuda a estimular la memoria debido a que mejoran la perfusión cerebral, facilitan la neurogénesis y favorecen los cambios en las áreas cerebrales que tienen que ver con el aprendizaje y la función cognitiva.

Relacionarse más

Relacionarse con un buen número de gente y tener un grupo de amigos con el que nos reunamos frecuentemente también ayuda a mejorar la memoria. Esto quedó demostrado a través de un estudio publicado en 2012 por el “Journal of Aging Research” de donde surgía que las personas que tenían una mayor red de relaciones sociales mejoraban su rendimiento en pruebas pre-constituidas de memoria.

Hacer ejercicio

Ya está ampliamente demostrado que la práctica frecuente del deporte beneficia a todas las actividades musculares, nerviosas y cerebrales. La actividad física libera en el torrente sanguíneo norepinefrina, sustancia que entre otros efectos ayuda a mejorar la memoria. También se ha comprobado que la actividad aeróbica agranda el tamaño de la porción anterior del hipocampo, lo que al mismo tiempo colabora con la mejoría de la memoria espacial.

Practicar el llamado “Brain Training”

Este es uno de los consejos tal vez mas difundidos. bastará con quince minutos al día ya que la atención que demandan este tipo de juegos fortalece las funciones cerebrales más elevadas entre las que se encuentra la memoria. Está práctica favorece la llamada “memoria de trabajo” así como las funciones y las relacionadas con la velocidad de procesamiento que imprime nuestro cerebro.

Beber café

Lejos de los mitos que prácticamente demonizaban el consumo del café, hoy sabemos que esta bebida estimulante tiene múltiples beneficios aunque si debemos aceptar que debe tomarse con moderación ya que es solo el exceso en su ingesta la que puede provocar algunos efectos adversos.

Los principales efectos de esta bebida son fortalecer la vista, actuar como un fuerte antioxidante y además el efecto de ayudar a mejorar la memoria. También se sabe que mejora la atención con la condición de que lo bebamos luego de finalizar una tarea importante.

Dormir la siesta

La Universidad de Massachussets realizó un estudio donde se pudo demostrar que tener las horas de sueño necesarias es benéfico tanto para la memoria como para la cognición. Dormir reparadoramente es fundamental para mejorar la memoria pero también para que nuestra mente pueda seleccionar satisfactoriamente las habilidades que serán olvidadas durante el proceso de nuestro aprendizaje cognitivo. Es por esto que los científicos aconsejan dormir una siesta reparadora de no más de 20 minutos, los que serán suficientes para robustecer la memoria y colaborar con un mejor almacenamiento de la información que nuestra mente ha ido adquiriendo durante el día.

Meditar

Además de otros beneficios ya conocidos, la meditación es sumamente beneficiosa para mejorar el desempeño de nuestra memoria. En años recientes, el psicólogo Michael Mrazek quien se desempeña en la Universidad de California junto con su equipo de investigadores demostró que luego de dos semanas de meditación la memoria operativa logra una mejora cuantificable. También reporta beneficios respecto de la comprensión lectora y suele reducir la posibilidad de caer en divagaciones.

Escuchar música

La música clásica especialmente a mejorar la memoria no solo en la edad adulta sino durante toda la vida. La música estimula las células cerebrales y ayuda a lograr una mayor concentración mental y también fortalece el desarrollo de la vista y de la audición.

Contar cuentos

Para mejorar la memoria, no solo es beneficioso leer sino que simplemente contar cuentos, por ejemplo, a los más pequeños es sumamente útil para fortalecer nuestra memoria y de paso entretener a los niños. Si no conocemos cuentos verdaderos, podremos inventarlos lo que será doblemente beneficioso.