Quitar el papel pintado

0

El papel pintado (o tapiz) es una de las soluciones más atractivas para vestir las paredes, pero como todas las cosas, inevitablemente envejece y requiere de un recambio. El principal problema entonces es: ¿Cómo removerle de las paredes?

remueve-papel-pintado

1. Las herramientas
Nunca arranques manualmente el papel sin aplicar antes un solvente. Consigue las herramientas y los implementos adecuados: espátula y perforador, ante todo. El perforador es una herramienta específica para el trabajo con el papel pintado.

2. Las sustancias
Existen diversas químicos para disolver el pegamento del papel. Son la mejor alternativa para facilitar el trabajo y evitar daños en tu paredes. A grandes rasgos, hay dos opciones: disolvente líquido y al vapor. El segundo es más rápido.

3. Perfora
La clave para un buen trabajo con el papel es que el removedor penetre bien bajo el papel. Para ello, usa el perforador que dejará a su paso pequeñas perforaciones continuas sobre el papel. Si no cuentas con un perforador para papel pintado, usa un cuchillo o la punta de unas tijeras para hacer el trabajo, pero con cuidado de no dañar la pared.


4. En liquido

Si usas un solvente líquido, aplica la cantidad necesaria según el instructivo, sobre el papel. Deja que actúe por unos quince minutos. Sal de la habitación en tanto: los solventes trabajan en base a sustancias volátiles de cierta toxicidad.

5. En vapor
Los solventes al vapor se disuelven en agua y se hierven. Son menos tóxicos y se pueden aplicar sencillamente: sólo hay que colocar la olla donde los herviste contra el muro, y dejar que el vapor haga su trabajo.

6. A tironear
Algunas secciones del papel saldrán con más facilidad que otras. En las primeras, puedes tironear. Con las segundas, más vale usar espátula. En todo caso, una vez estirado el papel pintado de la pared, será necesario rascar por espátula el adhesivo de la pared, y dejarlas listas para reinventar el color y la vida de tus ambientes.

Fuente | How to Do Things