Trucos para ahorrar en invierno

1

Hace algunos días, y aprovechando que falta poco para la llegada de las temperaturas más bajas del año, aprovechamos a enseñarte algunos trucos que te permitan gastar menos dinero tanto con el gas como con la luz, a la hora de utilizar los artefactos que mantendrán tu ambiente caliente en los siguientes meses. Ahora, para ampliar esta generosa oferta, vamos a traerte una lista de otros trucos que también te guiarán en este intento de llegar más holgado a fin de mes.

Por ejemplo, en líneas generales para tu casa, te recomendamos que intentes no superar bajo ninguna circunstancia los 22º C, ya que es la temperatura más eficiente para la mayoría de los artefactos eléctricos. Del mismo modo, más allá de cualquiera que sea la temperatura que has escogido, conviene que no la modifiques, ya que subirla un sólo grado, puede llevarte a un gasto hasta 7% superior al anterior.

Las noches son otro momento de cuidado, y nosotros recomendamos especialmente que en ese instante previo a irte a la cama, apagues todos los aparatos que calefaccionan, y no los prendas hasta que te levantes, asegurándote al mismo tiempo que el hogar esté ventilado y las ventanas cerradas. Para conocer la temperatura del hogar, de hecho, puedes instalar un termostato que te ayude en tal sentido.

La ducha es otro de los aspectos que generan un gasto adicional en invierno, ya que la gente tiende a utilizar el agua caliente por demás. En este sentido, también aconsejamos la utilización de un termostato interno, lo que te permitirá ahorrar hasta un 6% de energía al final del invierno, siempre y cuando mantengas la temperatura del agua entre los 30º y los 35º C.

Otros consejos a tener en cuenta para ahorrar en el invierno, en tanto, están relacionados con mantener un buen aislamiento general de la casa, evitar las corrientes de aire que puedan llegar a cruzar la misma, colocar los radiadores a los pies de las ventanas, para evitar el frío que ingresa, cerrar los propios radiadores cuando no los utilices, y abrir las ventanas diez minutos por día para ventilarlas lo suficiente.