Cómo camuflar el sabor de las lentejas quemadas

0

lentejas

La receta de lentejas (tranquila, no te la vamos a poner aquí) es una de las recetas más complicadas de hacer porque, si te descuidas, se pegan fácilmente y se queman; y eso hace que cojan un sabor que puede hacer aborrecer ese plato (y con lo bueno que está no vamos a hacer eso).

Si te ha ocurrido y ya no tienes tiempo de hacer otra comida, salvo que se te haya quemado demasiado, hay una forma de solucionar, al menos en el 50%, ese mal sabor que van a tener.

Lo único que tendrás que hacer es echarle limón a las lentejas y éste se encargará de su sabor, variándolo y no sabiendo tanto a lentejas quemadas. Es cierto que las lentejas tendrán un sabor distinto a si no se hubieran quemado pero éste nuevo sabor no será tan malo como si no le hubieras echado el limón.