Cómo conseguir que no se desmonte la nata montada

nata montada

Hacer nata montada en casa puede convertirse en una odisea porque, si bien podemos conseguir la textura, ésta no nos dura mucho y al final tardamos muchísimo más en hacerla que en otra cosa y lo único que conseguimos es perder el tiempo y acabar tirándolo (porque se tarda menos en comprar un bote de nata montada).

Pero si somos pacientes y perseverantes, la nata monta, por supuesto, a pesar de que no se mantenga mucho en ese estado, cosa que vamos a cambiar con este truco: Lo primero es poner en el congelador el cuenco donde vayas a montar la nata montada por lo menos 2 horas para que esté bien frío. Ahora lo usamos para montar la nata y, de esta forma, se mantendrá más tiempo montado (porque el frío mantiene mejor la nata).

Ir arriba