Cómo eliminar los zumbidos de oídos

zumbido oidos

Seguro que te ha pasado alguna vez de darte un zumbido fuerte en el oído, de esos que has tenido que inclinar la cabeza por el dolor o te has quedado sordo por ello, como si algo te lo taponara cuando sabes que eso no puede ser. Son ruidos bastante molestos y que no gustan nada porque algunas veces llegan a durar mucho en el tiempo.

Solucionarlo muchas veces es metiendo el dedo para «destaponarlo», algo que normalmente suele funcionar, o tapar el oído para que el zumbido se vaya de una vez, aunque tarde unos segundos en hacerlo. Esos trucos están bien pero, cuando los zumbidos son constantes y te hacen tener que preocuparte por cuándo y dónde te va a dar es hora de tomar cartas en el asunto.

Para ello una forma sencilla de eliminarlos, al menos para que no te den tantas veces y puedas olvidarte de ellos, es lo siguiente: Has de exprimir el jugo de una cebolla y aplicar un par de gotas en el oído. Aunque pienses que va a ser malo ya te digo que no es así, el jugo de la cebolla te ayudará a limpiar el conducto auditivo y podrás librarte de esos problemas en poco tiempo.

Conviene darle un tiempo de acción, es decir, no va a ser usarlo y ya estarás cuidado, con el paso del tiempo los zumbidos se irán (salvo que hagas algo para provocarlos). Después este remedio puedes aplicarlo, cada semana o cada dos o tres semanas si ves que quitándolo por completo te hace volver a tener zumbidos.

Si aún así persisten quizás sí que tengas que ir al médico porque puede ser algo más serio (un tapón de cera u otros males que pueden curarse en poco tiempo).

Ir arriba