Cómo eliminar y calmar las ampollas

0

ampollas

Las ampollas, ya sean por quemaduras, rozaduras o cualquier otro objeto que nos hace molestias son las consecuencias que salen. Por ejemplo, cuando usas por primera vez unos zapatos y te produce una rozadura en el talón donde se forma una ampolla dolorosa, sobre todo cuando se explota.

Para aliviar las ampollas hay muchos tratamientos pero lo cierto es que también los remedios naturales pueden servirnos para controlar este mal y darle solución mucho más fácilmente. Para ello basta con lo siguiente:

Si la ampolla la tienes en los pies puedes aplicarte un emplasto hecho con cebolla cocida. Has de cubrirte los pies (sobre todo donde están las ampollas) con algodón para dejar actuar.  Aunque pueda resultar demasiado oloroso lo cierto es que te ayudará a curarlas más rápido.

Si lo que sientes es mucho dolor entonces vamos a probar con otra cosa. Has de coger una mezcla hecha con una cáscara de huevo bien lavado. Yo suelo cocer antes el huevo para que la cáscara salga por sí sola y de ese modo se que podré aplicarlo en el lugar donde se tiene la ampolla sin mucho problemas para poder quitarlo después (porque mezclarla sin cocer suele ser más difícil y cocido no pierde las propiedades (eso sí, espera a que esté frío)).

Esto has de aplicártelo hasta que la herida vaya bajando manteniéndolo unos minutos para aliviarnos.

Por supuesto, no te recomiendo pincharte las ampollas, aunque sea lo que se dice que se ha de hacer, porque si lo haces el escozor va a ser mayor y el dolor se aumenta debido a que la piel está mucho más sensible en esa zona (y con el líquido que sale se nos irrita más la piel).

En ambos casos has de dejar que sea el tiempo quien ayude a curar (no es un tratamiento que en cuestión de minutos te cure).