Cómo limpiar los cristales de la ducha

0

bebe

La ducha quizás es uno de los sitios donde más se manchan los objetos, sobre todo lo que es la ducha,y los cristales de la misma porque, si bien no lo haces a posta, el jabón salpica así como el agua y después también tú misma te puedes rozar con los cristales y mancharlos haciendo que se vean sucios y, aunque los limpies bien, no consigues que las gotas de agua se eliminen, algo que afea y mucho el aspecto de los mismos.

Sin embargo, ¿sabes que puedes limpiarlos y que además no se vean esas gotas de agua? Pues si, hay una forma de hacerlo, para ello solo tienes que comprar, a no ser que lo tengas ya, un poco de aceite para masajear a los bebés. La verdad es que no hace falta que sea de marca, los de marcas blancas también sirven y son mucho más baratos que los otros.

Para limpiarlos procura hacerlo antes de ducharte y espera un poco a que se sequen los cristales después de la ducha. Aplica el aceite en un trapo y después pasa el mismo por los cristales para limpiarlos y dejar que el aceite forme una especie de película entre el agua y los cristales lo que hace que no se pegue el agua y las gotas resbalen. Eso sí, tendrás que echarle ese aceite al menos dos veces a la semana para mantenerlo siempre en perfecto estado.

El resultado es tener unos cristales limpios todo el tiempo. Procura no echarle mucho (no por más aceite que le eches conseguirás mejor resultado). Además, si le echas mucho se verá el cristal empañado y como si estuviera sucio, lo que no querrás que pase.

A la hora de bañarte, con el fin de quitar el aceite de bebés, quizás tengas que frotar para no echar aceite sobre aceite.