Cómo organizar tu escritorio

0

desk

Uno de los mayores obstáculos para ser verdaderamente productivos está en el desorden imperante en los lugares que habitamos. Si tienes tu escritorio hecho un desastre, seguramente no estás dando todo lo que puedes en tu vida laboral. ¿Cómo resolver este problema? ¡Muy fácil! Sigue estos sencillos pasos.

1. Despeja el área: Quita todos los objetos de la superficie del escritorio y clasifícalos en cinco montones: imprescindible, para desechar, pendiente, de uso ocasional.

2. Clasifica: Tira lo que haya que desechar: facturas vencidas, envolturas, etcétera. Guarda los documentos en carpetas que estén rotuladas según su contenido, prueba los bolígrafos que sí sirven y consérvalos.

3. Almacena: Hazte de un archivero para guardar los documentos más engorrosos y que requieran organización: partidas de nacimiento, seguros médicos y de bienes, estados de cuenta, recibos…escoge el sistema de categorías que más te funcione: por orden alfabético, por colores, por etiquetas. Guarda las carpetas que más uses en una cajonera accesible; los lápices y bolis pueden ir en un organizador, junto con otros aditamentos como las grapadoras, clips o tijeras.

4. Cada cosa en su lugar: Lo ideal es que sobre el escritorio sólo quede un par de bandejas donde coloques los documentos que trabajes en ese momento, tu organizador de objetos, un calendario, un bloc de notas y un reloj. Y claro, tu ordenador. No necesitas más.