Consejos tras una extracción

0

muelas

Quizás tienes que ir al dentista a que te saquen una muela, o quizás has ido ya y el dolor está presente cada minuto; ahora mismo a lo mejor estás buscando un remedio para calmarlo porque con las pastillas no llegas a conseguirlo del todo.

De las extracciones, las muelas del juicio son las que más duelen, y las inferiores más todavía, sobre todo si han de hacerte un poco de cirugía y echarte puntos. Sin embargo, no es tan malo, aunque un par de días sí que vas a estar durmiendo mal.

Lo primero que tu dentista te habrá dicho (si te lo haces por privado) es que tomes un antibiótico antes de ir, una o dos pastillas antes de la cita para que tu organismo esté protegido a la hora de quitarte la muela y no te de fiebre. Después se sacarlo, que por cierto dudo que sientas algo más que incomodidad por estar trabajando tan atrás, has de tomarte un antiinflamatorio para que no te vaya a doler. Normalmente es media hora después de la extracción.

Pero, si también quieres usar otros remedios, puedes ponerte en la parte donde te han quitado la muela una bolsa de agua muy fría. Eso aliviará el dolor y la entumecerá permitiendo que no te duela tanto y también que no se hinche tanto. Pero tranquilo, la hinchazón es normal, así como el malestar. El frío lo mantiene a ralla pero también puedes hacer un enjuague con infusión de clavo (fría, por supuesto) para aliviar desde dentro las muelas.

También, para la hinchazón, puedes aplicarte un paño humedecido en agua salada, sobre todo en la parte donde esté más hinchado (lo sabrás porque duele más) y dejarla ahí unos minutos. El agua salada actúa sobre la hinchazón e inflamación calmando y bajándola).