Deshazte de las moscas

0

Las moscas son esas invitadas que nunca aceptan un no por respuesta, y no hay reunión en la terraza y al aire libre que no compartan con sus anfitriones humanos. ¿Cómo evitarlas y conjurar el riesgo de «hay una mosca en mi sopa«?

moscas-agua

La solución es muy sencilla: cuelga bolsas de agua alrededor.

Seguramente ya habías visto es extraño amuleto colgar de los parasoles y barras para cortinas de restaurantes y chiringuitos, y te habrá parecido una extravagante y encantador precaución como el ajo contra los vampiros. El punto es que funciona. Científicamente comprobado.

Las moscas son criaturas nerviosas (y su razón tienen), por lo que el creador, la naturaleza o el espagueti volador le han dotado de una amplia visión periférica que detecta antes el movimiento que las formas. Al primer conato de acción, levantan el vuelo de esa manera zigzagueante que sólo ellas saben ejecutar.

Una bolsa de agua funciona como una lente que reflecta las imágenes a su alredor, y multiplica la presencia de la gente, animales y plantas. Cuando cualquier de estos actores se mueve, las imágenes en la bolsa se mueven, y la mosca se cree que está rodeada, prefiriendo volar hacía las reuniones de personas menos dadas a las soluciones extravagantes para el control de plagas.

Fuente | Lifehacker