Una comida para el dolor de garganta

Raphanus sativus

Tener dolor de garganta es algo bastante fastidioso que hay que curar enseguida porque con él no podemos tragar bien ni tampoco comer y es muchas veces lo que nos hace estar más débil.

Por eso, si a veces te sientes con la garganta demasiado reseca, esas veces que hasta el agua te cuesta tragarla porque te duele demasiado, aquí tienes algo que podrás comer sin apenas masticar y que, además, consigue ayudarte con el dolor de garganta.

Lo que has de hacer es rallar un nabo blanco como el de la imagen. Ralla sólo lo que te vayas a comer y reserva el resto. A continuación lo que has de hacer es echarle miel por encima para que esté dulce. La miel va a gusto de cada uno así que tampoco te vayas a pasar demasiado.

Ir arriba