Cómo hacer una bolsa de agua caliente

0

guante

Si necesitas con urgencia una bolsa de agua caliente y no tienes nada a mano en casa para usarlo como tal (ya que las botellas de plástico, por ejemplo, con el agua caliente lo que hacen es empequeñecer), aquí te damos una solución.

Lo único que necesitas es un guante. Si, de esos que usas para fregar los platos, los guantes de usar y tirar que tengas en casa. Lo llenas con agua caliente y ya tendrás tu propia bolsa de agua caliente. Mientras que no se pique ni se rompa el guante aguantará bastante y cuando se quede frío, si has hecho el nudo lo bastante fácil como para quitarlo, podrás rellenarlo cuantas veces quieras.