Cómo abrillantar una cacerola

0

cace

Las cacerolas es una de las cosas que, en la cocina, más se ralla porque tiene muchísimos usos y la mayoría de ellas se usan a diario con lo cual cada pocos meses has de estar cambiado de ellas porque se rallan, se pegan, etc.

Sin embargo, ¿y si te doy un remedio para evitar que pase esto? Un remedio natural y que puedes tener en casa, al menos una parte del mismo, porque el otro no es tan fácil. Lo que necesitas solo es ceniza y aceite de oliva.

La ceniza es uno de los elementos que menos tendrás pero si fumas o tienes una chimenea seguro que algo de ceniza tendrás. Mezclando ambos elementos y rociando con ello la cacerola conseguirás que vuelvan a brillar. Quizás no como ya brillaban al principio, pero al menos le darás algo más de tiempo de vida.

También te aconsejo, a la hora de lavarla, que no frotes demasiado. A veces es mejor dejarla con agua caliente y que se ablande a tener que frotar porque eso solo consigue que lo ralles más y perderá la adherencia que tiene.

En el mercado hay muchos tipos de estropajo pero hay uno plateado y duro que quizás has visto pero has dicho no usar nuca para cosas delicadas. Pues te diré que, aunque se ve de aspecto duro, ese tipo de estropajo no araña (de hecho lo uso de vez en cuando en la vitrocerámica y no ralla siempre que no aprietes en demasía). Así que también podrías usarlo para fregar las cacerolas sacando toda la suciedad con un par de pasadas.

Si puedes, una vez fregada la cacerola sécala bine para que no queden rastros de agua (que perjudican a la cacerola porque se quedará con manchas).