Cómo arreglar una pared pintada

0

Es posible que alguna vez te hayas visto en la necesidad, o simplemente por cambiar un poco de vista, en el que has decidido pintar tu habitación, a lo mejor con un color diferente al que tiene.

Lo primero ya sabes que es intentar sacar lo más posible de la habitación para poder trabajar tranquilo y sin problemas y que has de tapar todo lo que pueda mancharse para evitar así tener que trabajar más después para limpiar.

Sin embargo, si te sucede como a mí, alguna vez te habrá ocurrido, o te ocurrirá, que, cuando estás pintando una pared, al darle con la brocha o con el rulo, te llevas la pintura con ella y ésta se cae.

Eso es debido a que la pared no acepta la pintura tan seguido (normalmente pasa cuando se le dan muchas pasadas al mismo sitio). Por eso hay que esperar unas 3-5 horas entre una mano y otra, para evitar este problema.

Ahora el problema es ese, que se te ha caído la pintura de una parte de la pared y te ha dejado un buen agujero que, en principio, no habría problema en pintar, pero que en los bordes se nota demasiado. ¿Qué se hace? Pues en las tiendas venden una pasta especial de emplaste. Ese emplaste debe cubrir todos los bordes de tal manera que, cuando se seque, lo lijemos y podamos dejar la pared lisa sin que se note el corte entre lo que ha quedado bien pintado y lo que se ha caído.

Una vez hecho tendremos que pintar pero con cuidado y dejando al menos 10 horas entre una mano y otra para evitar que vuelva a ocurrir lo mismo.