Cómo conseguir un rebozado crujiente

0

pan rallado

A veces los niños, cuando es cuestión de comidas, tienen sus predilecciones y no todas las comidas les gustan por lo que hay que hacer inventos y crear cosas para que les llamen la atención y puedan comer sin problemas.

En cuanto a rebozados no suelen ser muy malos pero sí es verdad que, si quieres que el rebozado te salga un poco más crujiente, y que divierta más a los niños con sabores nuevos, puedes hacer algo.

En este caso se trata de coger las patatas fritas que sobran de las bolsas de patatas y echarlas al pan rallado. Ahora sólo tendrás que pasar por ese pan lo que quieras rebozar y freírlo. Así conseguirás que el rebozado sea mucho más crujiente.