Cómo conseguir un sabor nuevo de helado

0

helado

Ahora que estamos en verano el helado es algo que se toma normalmente en el día a día. A pesar de que hay muchos sabores, unos impensables y otros que se nos derrite el cuerpo por ellos, ¿no te parece que sería lógico lograr un nuevo sabor?

Yo lo intenté hace unos años con dos sabores muy distintos, vainilla y mandarina y, la verdad es que ese sabor que se obtiene es indescriptible.

¿Cómo hacerlo? Pues has de tener en cuenta que el helado no esté congelado (hasta el punto de no poder moldearlo a tu gusto con la cuchara, como si fuera una masa). Cuando tenga ese punto echa 2 ó más bolas de helado de cada sabor. Ahora mézclalo bien y prueba. ¿No es un sabor diferente? Mételo en el congelador para que cuaje una hora o así (para que se asiente el sabor) y ya podrás degustarlo.

A veces ese sabor incluso está mejor que por separado. Y lo bueno es que podemos hacerlo con otros sabores, la cosa es probar.