Cómo cuidar tu guardarropa para ahorrar

0

A veces no lo consideramos dentro de nuestro presupuesto general, pero ¿has pensado cuánto dinero gastas en tu guardarropa? No estamos hablando de prendas caras que no deberías consumir, todo lo contrario, de aquellos gastos necesarios ya sea porque tu ropa es de mala calidad y hay que reemplazarla rápido, o porque no le das los cuidados apropiados y se deteriora sin remedio. Sigue nuestros consejos y encontrarás una forma más de ahorrar (y de lucir bien).

1. Lee las etiquetas: A todos se nos olvida, cierto. Pero es muy importante seguir las indicaciones para que la ropa no se encoja, se decolore o pierda su forma original. Aunque también aquí hay que aplicar el criterio: hay prendas que sugieren lavado en seco que bien pueden lavarse en casa (algunos vestidos, camisas o faldas, no así con sacos o chaquetas, ojo).

2. Invierte en bolsas protectoras: Ya sean completas, tipo guardatrajes, o sólo para cubrir los hombros, verás como se protegen tus prendas del polvo y de la humedad, evitando tratarlas más seguido.

3. Limita el uso de la secadora: El aire caliente deteriora más rápido las prendas, y les quita el color. Los tejidos también se encogen si pasan demasiado tiempo en la secadora, y no usarla implica un ahorro de energía considerable, así que piénsatelo mejor.

(Continúa…)