Cómo despertar un miembro dormido

0

pierna

Seguro que alguna vez te has encontrado que estabas muy a gusto en una postura y, cuando has querido acordarte, te has dado cuenta de que se te ha dormido una pierna o un brazo y no sabes lo que eso cosquillea.

Lo que todos queremos es que se despierte pronto. La pierna porque no podemos andar y el brazo porque no podemos utilizarlo pero, sobre todo, es porque el cosquilleo a menudo suele ser molesto así como la sensación de no sentir esa parte del cuerpo.

Lo malo es que despertar un miembro nos puede llevar unos minutos y si no tenemos ese tiempo pues forzamos y no es muy adecuado (porque nos podemos hacer daño). Así que, por ejemplo, para despertar la pierna, puedes coger con la mano el pie (por los dedos) y mover hacía arriba y abajo un poco. Notarás el cosquilleo pero el movimiento hará que se despierte antes. Lo mismo con la pierna, si te levantas y la subes y bajas (flexionando la rodilla) harás que el movimiento despierte más rápido la articulación.

En cuanto al brazo este es fácil, tienes que extirarlo todo lo que puedas y mover los dedos. El hormigueo será fuerte pero te despertarás el brazo en unos segundos.