Cómo hablar de sexo con los niños

0

Los que se rodean de niños por algún motivo, ya sea por parentesco o profesión, saben lo difícil que resulta enfrentarse estoicamente a las preguntas sobre sexo que de pronto se les ocurren a los más pequeños. ¿Qué hacer?

1. Las explicaciones breves son las mejores: Evitemos a toda costa los cuentos sobre cigüenas y abejas, porque empobrecen y retrasan la educación sexual de los niños

2. El nombre de las cosas: lo mejor es llamar a todo por su nombre, de la misma forma que nombrar al pie o la mano no nos produce risa o vergüenza.

3. «¿De dónde vienen los bebés?»: No hay una sola respuesta a esa pregunta. Todo depende de la capacidad intelectual de cada niño. Lo importante es no mentir, así como tampoco darles elementos que les resultarán incomprensibles.

4. Aprovecha las oportunidades: Si algún programa de televisión, la escena de una película o determinada lectura presentan algo relacionado con el tema, aprovecha el momento para iniciar una charla informal sobre el tema. Esto generará confianza y un ambiente relajado para hablar de ello sin gravedad.

5. Si tienes pequeños: Si son menores de dos años, deja que exploren su cuerpo, no lo regañes ni lo agas sentir culpable. Habla con ellos cuando empiecen a conocer su cuerpo, ayúdales a nombrarlo de forma sana, sin morbo, prohibiciones ni vergüenza.