Cómo hacer pendientes de masa

masa

Cuando era pequeña me gustaban mucho las joyas (ahora no tanto) y por eso solía encapricharme mucho con los pendientes, que me gustaba cambiar cada día y poder lucir nuevos pendientes al menos una vez a la semana.

Como seguro que piensas, eso es costoso y más cuando son comprar pendientes cada semana. Así que finalmente optaba por hacerlos yo de una manera sencilla: fabricando mi propia masa. Son pendientes (también se pueden hacer otras cosas) hechos con harina, sal y agua hasta conseguir una pasta dura que, con el calor y el aire, se seca y se pone dura.

De esta forma puedes conseguir crear la forma de quieras y después sólo tienes que pintarla como más te guste y pegarle los accesorios de un pendiente (normalmente lo que se mete en la oreja).

Así seguro que puedes estrenar pendientes todos los días sin apenas hacer gasto en joyas.

Ir arriba