Cómo hacer una copia de una llave con una lata

0

llave

A veces te puedes encontrar que necesitas una copia de una llave con urgencia, por si acaso pierdes las de verdad y claro, nunca está de más llevarla encima.

Con una lata de refresco puedes hacer tu propia copia de una llave ya que, con recortar la forma de la llave, debería bastar para conseguir que se abran muchas puertas y candados. Una vez recortada la silueta sólo necesitas de una ganzúa para poder darle la vuelta a la «llave» sin que se doble y, de ese modo, puedas abrir lo que quieras.