Cómo pelar una cebolla sin llorar demasiado

0

cebolla

Seguro que te has encontrado alguna vez en la situación de que has tenido que pelar una cebolla y, claro, has acabado con goterones de lágrimas que hasta te impedían ver por dónde estabas cortando. Lo peor es si encima te restregabas con las manos, lo que hace que llores más.

Aquí te damos tres remedios para no llorar tanto:

  • Mete unos minutos la cebolla en el congelador.
  • Mete unos minutos la cebolla en el horno.
  • Ponte a pelarla debajo de la campana extractora estando ésta encendida.

Seguro que así dejas de llorar (o al menos lloras menos).