Cómo ponerte unos zapatos que hacen rozaduras

zapatos

Yo suelo ser bastante difícil a la hora de comprar unos zapatos, no sólo por el diseño, sino también por la comodidad que puedo encontrar en los mismos o por el hecho que me fijo más en que mis pies estén bien antes que el diseño o el zapato en sí.

Sin embargo, todos sabemos que hay algunos zapatos que tenemos guardados en el armario y que tememos ponernos porque nos hacen rozaduras así que suelen usarse sólo una vez (normalmente cuando no sabemos que nos van a hacer rozadura) y después no nos los volvemos a poner.

Así que, ¿qué hacer con ellos? Pues hay un truco que suele funcionar bastante bien. Se trata de meter los zapatos en el congelador, si, sin miedo.

Cuando nos los vayamos a poner los sacamos, dejamos que se descongelen y nos los ponemos. Dicen que así el zapato queda más suave y no te producirá rozaduras.

Todo es cuestión de probar.

Ir arriba