Improvisa una persiana temporal

0

paper blind

Quizá te acabas de mudar a una nueva casa y aún no están listas las persianas que mandaste a hacer, o tal vez mandaste limpiar las que estaban puestas, no tienes el repuesto a la mano y ahora te encuentras con que estás a la vista de todos los vecinos. ¿Cómo pasar el trance sin tener que recurrir a los simples trozos de papel pegados en las ventanas? Improvisa una persiana americana que, aunque no lo creas, puede llegar a pasar como verdadera con este simple truco:
1. Elige la clase y el color de papel que prefieras: desde papel cebolla blanco hasta pliegos marrones de papel kraft, que son los más lucidores. Si el pliego no es lo suficientemente grande como para cubrir tu ventana, crea uno sólo uniendo varios con cinta adhesiva. Calcula la cantidad teniendo en cuenta que doblarás el papel y éste se encogerá un poco.
2. A doblar: Con cuidado, haz un doblez de unos dos centímetros a lo ancho del pliego, continúa por el revés y luego por el derecho, como si estuvieras haciendo un abanico. Así imitarás la forma de la persiana americana. Procura que los dobleces están bien alineados y marcados, entre más se noten, mejor lucirán desde el exterior.
3. Fija: Sujeta con cinta adhesiva por encima del marco de la ventana, cuidando que cubra por completo el vidrio. Mejor si el papel cuelga un poco por el borde.
Cuando quieras retirarla, usa alcohol para eliminar los restos de cinta adhesiva.