Cómo fijar los tornillos de las gafas

Las personas que usan gafas saben que, con el uso de las mismas, y aunque no las toques, los tornillos de las gafas se suelen alojar hasta que llega un punto, si no te has dado cuenta antes, que se pueden caer y perderse teniendo unas gafas con la patilla suelta y debiendo ir a que te lo revisen porque si no no puedes ponértelas sin tener que andar pendiente de ellas.

Sin embargo, hay una forma sencilla de mantener los tornillos en su sitio es la de colocar en el lugar donde están los tornillos un poco de esmalte de uñas, a poder ser transparente para que no desentone con tus gafas. De ese modo conseguirás fijarlos sin mucho problema y podrás olvidarte de ellos, al menos un tiempo más largo.

Si te das cuenta, los tornillos se aflojan de abrir y cerrar las patillas. No es que el tornillo se pase tan rápido, es solo que se va aflojando y no significa que esté mal. A veces con la misma uña los puedes apretar porque con un leve toque el tornillo vuelve a fijar la patilla sin ningún problema.

El esmalte de uñas puede durarte una semana o así. Ten en cuenta que tendrás que lavarlas y quieras o no el agua le puede caer. Por eso, si puedes, vigila también que el esmalte esté bien porque aunque pienses que no va a pasar nada, nunca está de más revisar.

Si necesitas quitarlo con rapidez, entonces usa quitaesmalte, que también sirve para las gafas, pero ten cuidado de no echarle mucho por si se lleva el color de las mismas (hay algunos quitaesmaltes que son peores.

Más sobre Bricoinventos:

¡Comparte!

PinIt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>