Cómo calmar el hipo de los bebés

0

Una de los problemas que puedes tener con tu bebé es que, al darle el biberón o el pecho el niño o la niña tenga hipo, y ya sabes que si el hipo persiste mucho puede hacerle vomitar o impedirle conciliar el sueño, ponerle nervioso, etc.

El hipo no es algo que nos agrade ni como padres ni como personas porque sabemos lo molesto y dañino que puede ser para el cuerpo estar demasiado tiempo. Pero a un bebé no puedes darle agua para que la beba a tragos cortos y continuados durante un minuto. Ni es recomendable darle un susto.

Por eso hay que utilizar otra técnica para ellos que no sea tan mala. Y esa técnica que puedes probar es la de envolver al niño con unos paños secos que estén recién planchados.

El calor de esos paños acompañado de unos ligeros golpecitos en la espalda deben ir reduciendo poco a poco el hipo. Aviso, no le va a desaparecer de golpe, al contrario, lo hará poco a poco, quizás prolongándose el tiempo entre hipo e hipo, de tal forma que llegará un momento en que no habrá más hipo.

Si puedes controla bien el tiempo y aún cuando no escuches más hipo mantenlo unos minutos más por si acaso, ya que no queremos que vuelva a aparecer.

El hipo en los bebes suele aparecer porque tragan demasiado deprisa o tragan aire, por eso, si les das el biberón, hay que procurar que la tetina siempre tenga líquido y no pompas de aire que pueden hacerle daño.

Si aún así persiste el hipo por mucho tiempo sin forma de quitárselo tendrás que acudir al médico porque, como te digo, no es bueno para los bebés ni para los adultos estar tanto tiempo con hipo descontrolado.