Cómo abrir patatas asadas sin quemarte

0

patatas

Seguro que te ha pasado alguna vez que, cuando has hecho patatas asadas, a la hora de abrirlas, has acabado quemándote porque suelen quemar bastante y, si sacas la patata de la cáscara, cuanto menos te calientas las manos.

Pero una forma con la que no te quemarás es con una simple servilleta (de papel). Lo único que has de hacer es coger la servilleta (si es de rollo se dobla por la mitad) y se pone encima la patata. Ahora podrás manipular sin problemas la patata sin qumarte y, así, comerla más a gusto que si tuvieras que estar cambiándola de mano.