Cómo aliviar el dolor de garganta

0

dolor garganta

Uno de los problemas más habituales en los meses de otoño e invierno son los resfriados y las gripes, que últimamente suelen venir con problemas estomacales, diarreas, gastroenteritis, etc. Y uno por los que pasamos varias veces, relacionado con lo anterior, son los problemas de garganta. En concreto el dolor de garganta crónico, algo que sufren muchos debido a que, si hay corrientes de aire, problemas de humedad en el ambiente, sequedad, etc. todo ello se resiente en la garganta.

Para evitar esto lo mejor que podemos hacer, aparte de cubrirnos la garganta para no coger frío en esa parte, es usar el zumo de dos limones para hacer gárgaras todos los días. Eso suaviza la garganta. Si aún así persiste el dolor siempre puedes tomar una infusión. Te recomiendo las de menta, eucalipto e incluso melissa (aunque es un relajante) porque actúan sobre el dolor aliviándolo y ayudándote a pasar el mal rato en menos tiempo. De hecho, si es faringitis lo que tienes el eucalipto es la hierba más recomendada para tomar.

Y si no te van las hierbas siempre puedes tomarte un vaso de leche con miel antes de irte a dormir. La miel también alivia, y mucho, el dolor de garganta y te protege durante la noche (para aquellos que duermen con la boca abierta).

Aún así, también puedes aliviarte con el dolor usando un humidificador en la habitación donde estés más tiempo porque el ambiente reseco también es malo para la garganta y cuando ya se sufren molestias agravarlos es lo peor que puedes hacer.

Si tienes calefacción en casa también puedes refrescar un poco el ambiente, y mantener la humedad en él poniendo agua al lado de los radiadores para que el calor de los mismos evapore el agua (puedes echarle gotas de eucalipto y tendrás ambientado el lugar sin mucho problema).