Cómo conseguir caldo con más color

caldo

A veces la sopa que hacemos no queda coloreada y se parece más al agua que a otra cosa. Eso es porque el hueso que se usa no era poco para la sopa y normalmente se echa otro y se pone a cocer otra vez la sopa.

Pero para ayudarte a que no te pase, aquí va un pequeño truco: has de dorar en el horno los huesos y verduras que vayas a emplear. Una vez doradas los cueces y así lograrás que la sopa tengan mayor color, sabor y olor.

Ir arriba