Cómo deshacernos de la ropa vieja para iniciar el año

old clothes

Desprenderse de las posesiones materiales puede ser un verdadero reto para algunas personas. Pero siguiendo estos consejos es posible hacerlo sin tanto drama:
1. Responde a las preguntas básicas: ¿Te queda? ¿Te lo has puesto en el último año? Si no es así, ¿Por qué lo conservas? Aunque parezcan demasiado obvias, responder honestamente a estas preguntas puede conseguir que nos deshagamos del 50% de la ropa que tenemos ocupando espacio sin razón en nuestro armario.
2. Opta por lo más saludable: Hay que desechar todo lo que ya no nos quede bien, «bajaré de peso» y «me volverá a entrar» no hacen más que mantenernos en el pasado y olvidarnos del presente, y eso sólo conseguirá entristecernos y minar la calidad de nuestra vida.
3. Apila tres montones de ropa: La que quieres conservar, la que ya no deseas, pero está en excelentes condiciones, y la que necesita composturas. Puedes ser honesta con amigos y familiares e invitarlos a que escojan prendas del segundo montón. Nos sentiremos mejor si alguien a quien apreciamos aprovecha algo que nos gustaba, aunque una mejor opción es donarlo a quien más lo necesite. Del tercer montón debemos decidir si repararla, reciclarla o desecharla.

Así, poco a poco, tu armario podrá ir dando paso a lo nuevo que está ahí esperándote.

Ir arriba