Cómo elegir un perfume

0

perfume

Seguro que muchas veces has visto un anuncio de un perfume o de una colonia y has pensado que te gustaría comprarlo. Has ido, lo has comprado y, al echártelo, has visto que el olor no es el mismo que has olido en la perfumería, quizás porque allí hay muchos olores diferentes o porque piensas que te han vendido uno diferente.

Pues no, lo cierto es que cada mujer y hombre poseemos nuestro propio olor corporal y el perfume, al igual que la colonia, se mezcla con éste otorgando un nuevo olor personal de cada uno. Es por eso que, cuando compramos un perfume, a veces nos echamos un poco en la muñeca y dejamos que pasen unos minutos antes de olerlo de nuevo, para ver cómo se ha mezclado con el olor.

A la hora de elegir un buen perfume has de tener en cuenta ese detalle, el hecho de que el perfume va a cambiar su fragancia al echártelo encima porque se mezclará con tu propio perfume, por así decirlo.

Te aconsejaría también no guiarte por las marcas. A menudo una marca menos conocida puede tener fragancias más acordes contigo, y el hecho de no anunciarse o de no hacer publicidad las hace pasar desapercibidas.

Cuando vayas a probar algún perfume intenta ir sin haber sudado. Lo mejor es recién duchada y sin ningún otro perfume echado porque quieras o no el perfume en tu cuerpo va a hacer que haya nueva combinación con el nuevo y quizás el resultado no te guste pero por ese motivo.

Otro consejo que te doy a la hora de elegir un perfume es que compares varios, quizás no en tu cuerpo, porque tanta mezcla puede hacer que ya no los distingas. Normalmente echar más de cuatro es lo máximo que deberías probar para poder obtener un olor sin mezclas.

Ten en cuenta además que los perfumes suelen cambiar fragancia con el paso de los minutos u horas, sobre todos aquellos que tienen perfumes de salida y de fondo, es decir, que huelen diferente cuando lo echas que cuando han pasado varios minutos. Si eso lo unes a tu olor hace que sea diferente uno de otro.