Cómo eliminar el hollín de la chimenea

0

hollin

En esta época del año son muchos los que, en casa, encienden la chimenea para darle un aspecto más entrañable a la casa, quizás incluso para hacer con ello algo (por ejemplo asar castañas o algún otro alimento a la lumbre de un buen fuego).

Sin embargo, uno de los problemas que tenemos después es a la hora de poder retirar el hollín de las paredes y el suelo de la chimenea porque no es fácil y se queda pegado oscureciendo la misma (salvo que tengas una chimenea moderna que son diferentes de las antiguas).

Si eso te pasa, aquí vamos a darte un remedio para lograr que no pase. Lo único que has de esperar es a que el fuego esté bien avivado, es decir, no al principio sino a la mitad de arder, cuando las llamas son más altas y calienta más. Es en ese momento cuando has de echarle unas mondas de patata y colocar unas cuantas por alrededor.

La patata hará que el hollín no se pegue tanto a las paredes o al suelo y de esa forma, cuando apagues la chimenea y dejes que se enfríe solo tendrás que retirar las cenizas y pasar un trapo o algo similar por las paredes para retirar el hollín que haya podido quedar adherido.

También, si el olor del humo te molesta, porque hay personas que las chimeneas no es gusta por el olor, siempre puedes poner un paño húmedo en la esencia que más te guste delante de la chimenea. Al irse secando irá desprendiendo fragancia y, de esa forma, tu habitación quedará perfumada.

Para limpiar el hollín te recomiendo una fregona y agua con un poco de lejía para pasarlo sobre el suelo. Así te aseguras de desinfectar todo y de llevarte toda la negrura de haber quemado dejándola impecable.