Cómo rehidratar el pan

0

pan baguetinas

A veces somos un poco despistados y no nos damos cuenta de que dejamos cosas por medio, o que se nos olvida guardarlo. Teniendo en cuenta que estamos en verano muchos somos los que nos preparamos algún que otro bocadillo para pasar el día en la playa sin tener que movernos del sitio, ¿no?

Sin embargo, el pan, al aire libre, se vuelve rasposo y es como si pudiera cortarte. Eso es porque con el sol y el ambiente el pan pierde la humedad que tiene y por eso se vuelve tan frágil (que a veces hasta lo dejamos aparte porque no lo podemos comer).

Para esas ocasiones en las que te ocurra algo parecido debes coger un paño y mojarlo en agua. Escúrrelo y envuelve con él el pan unos minutos. Con ello conseguirás rehidratar al pan y, así, que no esté tan quebradizo ni rasposo.