Construyendo un acervo musical para la familia

0

listening

De pronto nos hallamos en la posición en la que siempre deseamos estar: construimos una familia, y tenemos una casa llena de los objetos que son importantes para nosotros, nuestra colección musical incluida. Pero en los tiempos de la música compartida en línea, el iPod y los precios de los cd´s por los aires, es cada vez más difícil tener una colección musical tangible que pueda ser compartida con todos los miembros de la familia. ¿Qué se puede hacer al respecto? Aquí, algunas ideas.

1. Decidir: ¿en qué formato tenemos la mayor parte de nuestros tesoros musicales? ¿En cd´s originales, en cintas de audio, o en formato digital? Quizá nuestros padres nos heredaron sus LP´s de vinilo. Si tenemos la suerte de tener una colección así de heterogénea, hay dos opciones, la romántica y la práctica: en la primera, podemos asegurarnos de guardarla a la manera de los coleccionistas y hacernos de un reproductor de cintas, de cd´´s y de un tornamesas. En la segunda, si somos más prácticos, pasemos la colección al formato digital y almacenemos toda la música en un disco duro extraíble. Así estará disponible para toda la familia a través del tiempo, y no ocupará espacio.

2. Aumentarla: Una gran herencia para nuestros hijos no sólo consiste en dejarles aquello que nos gusta, sino abrirles las posibilidades de conocer otras cosas. Podemos tomar referencias expertas de libros o sitios de internet y aumentar la colección a partir de sus recomendaciones.