Cómo aliviar las quemaduras de aceite

0

quemaduras

Todas aquellas (y aquellos) que estamos en la cocina sabemos que, cuando el aceite salpica y te pilla en medio, la quemadura es segura y aunque te alivies enseguida con un paño o con el grifo de agua te suele quedar una quemadura que sigue doliendo a pesar del agua. Es algo que sabemos pues cuando se fríe algo en las sartenes, cuando se echa algo y esto salpica o bien es cuando ya está friéndose, porque estalla un poco, si estamos cerca nos pilla.

Sin embargo, hay una forma de aliviarnos de ese escozor que sufrimos (y que no se va tan fácilmente como pensamos en un principio). Lo único que debemos hacer (después de apartar el aceite no vayamos a tener más accidentes), es ir al baño y coger la pasta dentrífica que tengamos en ese momento. Si aplicas un poco de pasta de dientes (a ser posible blanca) en la zona te sentirás mucho mejor.

Otra solución que se suele usar, y está en la misma cocina, es la de cortar un trozo de patata y ponértela (la parte blanca en la quemadura) hasta que ésta se seque. Esto evitará que se te forme una ampolla, algo que suele ser aún más doloroso sobre todo si está en una zona donde no podemos evitar el roce.

Estas quemaduras han de curarse bien porque suelen ser muy molestas y aún cuando transcurran horas, lo cierto es que siguen fastidiando. Por eso cuanto antes las trates menos problemas tendrás y lograrás que ni siquiera quede marca en la zona donde te has quemado (pudiendo la piel sanar de forma más rápida y sin apenas darte cuenta después dónde te quemaste).