Cómo decorar una habitación pequeña

mirror wardrobe

Cuando disponemos de poco espacio en casa, lo mejor que podemos hacer es soltar toda nuestra veta creativa para explotar al máximo el lugar que habitamos y que, por supuesto, deseamos que luzca genial. ¿Cómo lograrlo? Sigue nuestros tips y te aseguramos que sacarás lo mejor que el espacio te ofrece.

1. Píntalo todo del mismo color: Sí, la totalidad da un efecto de amplitud. Cualquier elemento de contraste “corta” nuestra mirada e impide que ésta se pasee por el lugar como si fuera más grande. Recuerda que los colores claros y sobre todo el blanco, aportan más luminosidad, y por ende, más amplitud.

2. Usa acentos de color en puntos clave: Una silla de un color cítrico o llamativo, como limón, turquesa o frambuesa, es un detalle chic que compensará la falta de espacio para un mobiliario interesante.

3. Invierte en el almacenaje: Lo mejor que puedes hacer es mantener todos tus efectos personales fuera de la vista. Invierte en un buen armario de puertas corredizas que tenga el mismo color de las paredes (o bien, que sea tu acento de color). Otra idea es que las puertas corredizas estén cubiertas por un espejo: así matarás dos pájaros de un tiro.

Ir arriba