Cómo eliminar el crujir de los zapatos

0

Zapatos

Quizás te has encontrado alguna vez con la situación de que tus zapatos, de pronto, han empezado a crujir o a sonar cuando andas con ellos sin que tú hayas hecho nada para generarlo, algo que ha surgido de la noche a la mañana, o de una temporada a otra. Normalmente el origen no lo sabemos pero sí lo molesto que es el ruido, sobre todo si tienes que entrar en una habitación en silencio.

O tal vez te has comprado unos zapatos nuevos y a la hora de usarlos éstos suenan y te da mucho coraje. Lo primero que piensas es que lo hace porque son nuevos pero cuando eso se traslada en el tiempo y son meses los que te mantienen con ese sonido al final los dejas de usar porque ya son molestos para ti.

Aquí queremos darte una pequeña ayuda para no tener que desecharlos sin al menos haber probado una solución que, en la mayoría de los casos, tiene buenos resultados. Se trata de usar un paño con aceite de ricino. Has de mojar bien la suela con ese aceite de ricino y después dejarla secar.

Normalmente con una aplicación tiene más que suficiente aunque es posible que necesites una segunda aplicación si los oyes un poco todavía (depende en muchas ocasiones de las suelas que sean porque unas agarran mejor el aceite que otras). Ten cuidado las primeras veces con los resbalones (no suele pasar pero por si acaso).

Si te pasa puedes frotar la suela con papel de vidrio o con una patata pero después has de escuchar si vuelve el sonido a los zapatos. No suele hacerlo pero nunca está de más prevenir. Si vuelve prueba a aplicar de nuevo el aceite de ricino y dejar los zapatos fuera de casa (en la ventana) durante unas 24 horas para que se sequen bien.