Cómo hacer leche mágica

0

Vale, partiendo de que la leche no es mágica puedes hacer algo para convertirla en mágica y disfrutar junto a los niños de un momento precioso viendo lo que hace la leche con sólo un par de ingredientes agregados a la misma.

La leche mágica es algo muy fácil de hacer y que pueden ayudarte los niños de tal forma que, además de divertirlos, también les haces partícipes de un experimento que les puede iniciar en la investigación y en no dar por sentado nada de lo que vean o piensen.

Para fabricar leche mágica lo único que te hace falta es un poco de leche, colorante de colores (cuantos más mejor) y lavavajillas (suponemos que, cuanto más concentrado, mejor pero digamos que vale cualquiera).

En el vídeo que hay arriba tienes la imagen de la leche mágica y cómo se tiene que hacer y agregar cada elemento. Sí te recomendamos que tengas cuidado con los productos no vayan a caer en manos de los niños cuando no estés y cometan alguna imprudencia.