Cómo hacer plastilina casera

plastilina1

Seguro que tus hijos gustan mucho de jugar con la plastilina. Es un juguete que, aunque tienes que vigilarlos, para ellos poder moldear con sus manos y darle rienda suelta a la imaginación, es algo que les llama mucho la atención. Por ese motivo es por el que se usa la plastilina como método para que experimenten y también para fortalecer el movimiento de las manos, las pinzas con los dedos, etc.

Sin embargo, muchos niños acaban comiéndose la plastilina y es algo que muchas madres temen porque puede llegar a ser tóxica. Por ende, ¿cómo podemos evitarlo? Fácilmente, creando nuestra propia plastilina.

Lo único que tenemos que hacer es mezclar media taza de sal fina, una taza de harina y agua hasta que tengamos una masa blanda para moldear.

Si se le quiere dar color se pueden usar colorantes (por ejemplo el colorante que se le echa al arroz).

Ir arriba